Logística de Ultima Milla

La logística de última milla se refiere a la entrega del producto terminado al cliente final, esto es así en la mayoría de los casos, aunque también hablamos de logística de última milla cuando se realizan entregas de materia prima, insumos o piezas indispensables en un proceso de producción a una fábrica o cuando se realiza la entrega de un pedido a una tienda o local físico.

Te lo explico fácilmente, la logística de última milla puede clasificarse de 3 formas:

  1. Puede ser B2B enfocado a una cadena de producción: En este caso la última milla se refiere al proceso de entrega de insumos necesarios para la fabricación de algún producto, dicho insumo sale de un almacén y debe ser entregado a una planta o fabrica, este último tramo (almacén-fábrica) es última milla.
  2. Puede ser B2B enfocado en retail: Cuando se tienen tiendas físicas es necesario mantener un stock mínimo en las sucursales y contar con almacenes cercanos a las tiendas es un punto clave, en el momento en el cual se requiere llevar cierto producto del almacén a la tienda física se está realizando un proceso de logística de última milla.
  3. Puede ser B2C enfocado a ecommerce: Esto es algo que ha detonado últimamente, aunque el ecommerce lleva ya algunos años entre nosotros en estos últimos meses su impacto ha sido brutal, en su mayoría las tiendas de ecommerce requieren hacer la entrega del producto directamente en el domicilio del cliente y de ser posible en un lapso de 24 horas o menos. ¿Todo un reto no crees?

Este proceso que puede parecer algo sencillo en realidad está causando muchos dolores de cabeza, debido a que se busca reducir costos y tiempos, algo verdaderamente complicado, te explico: Llevar una carga de 1000 paquetes de una fábrica a un almacén es una tarea algo sencilla, claro que tiene sus complicaciones, pero son complicaciones para una sola unidad cuya función es cargar 1000 paquetes en el punto A y descargar 1000 paquetes en el punto B, tarea fácil, ahora imaginemos que la empresa vende esos mismos paquetes a 1000 clientes, todos dentro de la CDMX, pero en diferentes alcaldías, diferentes colonias y calles, ¿aun suena sencillo?.

El problema de todo esto radica en que la entrega ya no se realiza de un punto A a un punto B, se debe realizar en múltiples puntos, se debe trazar una ruta de entrega que optimice los tiempos y consumos de combustible, es necesario utilizar vehículos pequeños que consuman la menor cantidad de combustible y sean fácil de conducirse por una ciudad tan caótica, pero también se debe tener en cuenta el volumen de paquetes que puede transportar dicha unidad.

Sin duda es una tarea difícil, pero no imposible. Para mejorar esta situación algunas empresas han optado por instalar pequeños almacenes en puntos estratégicos dentro de las ciudades donde tienen mayor demanda, son llamados “Dark Store” se trata de almacenes que cuentan con todo lo que debería contar una tienda física, pero no se encuentran abiertas al público, solo atienden pedidos online y realizan entregas inmediatas en un perímetro cercano. Reduciendo al máximo el tiempo de entrega.

 

¿Qué puedes hacer para mejorar tu logística de última milla?

 

Lo primero y más importante “No puedes mejorar lo que no puedes medir” así que debes implementar ciertos KPI`s:

  • Porcentaje de entregas a tiempo.
  • Ratio de consumo de combustible.
  • Porcentaje de ocupación de los vehículos frente al disponible.
  • Kilometraje planeado frente al ejecutado realmente.
  • Costo de la entrega por paquete, por kilómetro y por vehículo.
  • Número de paradas.
  • Quejas de clientes.
  • Porcentaje de paquetes dañados en el transporte.

Una vez que lo has analizado correctamente deberás trazar una estrategia logística que te permita mejorar el rendimiento de cada KPI.

Actualmente la tendencia de la subcontratación ha llegado también a este sector, en el mercado puedes encontrar una gran variedad de empresas que pueden hacer la última milla por ti, en su mayoría tienen un precio justo y tiempos de entrega muy buenos, si estas iniciando tu negocio podrías echarles un vistazo a estas opciones y elegir lo que es mejor para tus clientes y tu negocio.

Autor: Gerardo Jasso Casas